La dictadura evanescente: invisibilidad y difuminación del antifranquismo en los manuales de Enseñanza Secundaria

 Sobre la IIª República, la Guerra Civil y el Franquismo existe, aún hoy, a nivel común una significativa mistificación, cuando no un llano desconocimiento, que la historiografía reciente no ha logrado erradicar. Como demostraron los trabajos de Paloma Aguilar[1], sobre la guerra civil y sus consecuencias se impuso un “deber de olvido” que ha tenido como consecuencia que el mero conocimiento de nuestra historia reciente siga hoy en día mostrando llamativas carencias, siendo pasto de no pocas tergiversaciones: por poner un ejemplo –al margen del éxito editorial de los best sellers pergeñados por autores proclives al revisionismo profranquista- los sondeos realizados al calor del septuagésimo aniversario del inicio de la Guerra Civil revelan que sigue existiendo un alto índice de ignorancia de la historia del siglo XX español, ejemplificado en el desconocimiento, por casi un tercio de los encuestados, de la identidad de algunos de sus más significados actores. Esto denota también que, a pesar de lo que sostienen las posturas críticas con la pertinencia de la reivindicación de la memoria histórica, como la de Santos Juliá, que ha insistido recientemente en su rechazo de la teoría del “pacto de silencio”[2], la  ingente investigación académica emprendida durante el último cuarto de siglo no ha permeado lo suficiente a los niveles básicos del sistema educativo, que es donde se forman las representaciones con que la mayor parte de los ciudadanos se aproxima al conocimiento de su historia reciente.

 

Sirva como paradigma de ello el estudio que, a finales de los años 90, se realizó entre estudiantes de últimos cursos de Secundaria y primeros de universidad:

ESTUDIANTES

SECUNDARIA (Edad 14-17 años)

UNIVERSIDAD (18-24)

TOTAL

150

75

No sabe que               hubo una guerra civil

8,0 %

2,7 %

¿Cree posible                        que alguien fuera                   perseguido por sus ideas?

No: 21,3%

No: 5,3%

¿Qué sabe de Franco?

Fue un presidente: 8,7 %

Fue un jefe de gobierno: 26,7 %

Fue un rey: 2 %

Fue un dictador: 62 %

NS/NC: 0, 7 %

Fue un presidente: 7 %

Fue un jefe de gobierno: 12,3 %

Fue un dictador: 80,7 %

 

¿Como accedió Franco al poder?

Fue elegido: 15,3 %

Heredó el trono: 7,3 %

NS/NC: 27,3 %

Mediante un golpe de estado y una guerra civil: 38 %

Fue elegido: 10,7 %

Heredó el trono: 1,3 %

NS/NC: 6,7 %

Mediante un golpe de estado y una guerra civil: 78,6 %

¿Cúantos años gobernó Franco?

NS/NC: 22,6 %

4-14 años: 14 %

15-30 años: 36,6 %

Más de 30 años: 26,7 %

NS/NC: 9,3 %

4-14 años: 6,7 % %

15-30 años: 32 %

Más de 30 años: 52 %

 

Fuente: Prada Rodríguez, J: Memoria e Historia del Tiempo Presente. Universidad de Extremadura (1999).

EDAD

CURSO

ESPAÑA

FRANCIA

14- 15

3º ESO

Geografía Económica

Historia: De la Monarquía Absoluta a la 1ª Guerra Mundial / Geografía Regional

15- 16

4º ESO

Historia Contemporánea universal

Historia: De la 1ª Guerra Mundial a 1945/ Geografía Mundial.

16- 17

1º BTO.

Historia Contemporánea universal

(Solo para Humanidades y CCSS)

Historia: De la Revolución Industrial a la 2ª Guerra Mundial

 

17- 18

2º BTO.

Historia de España (General)

Historia del Tiempo Presente (1945- Hoy) / Geopolítica.

Es posible que tan estridentes datos se hayan acentuado en los últimos años, a tenor del insuficiente lugar que ocupa nuestra Historia Reciente en el currículum vigente en la Enseñanza Secundaria, donde solo se imparte en el último año (4º de ESO), con un calendario semanal de tres clases durante las que se debe abarcar el periodo que va desde la Revolución Francesa hasta nuestros días. Añadamos que, en el Bachillerato, la Historia Contemporánea universal no es obligatoria para el alumnado de la opción científico-tecnológica, y que la Historia de España –común a todas alas opciones- se extiende durante un periodo cronológico tan extenso como el que va desde el hombre de Atapuerca hasta el primer gobierno de José María Aznar (salvando las distancias), para llegar a la conclusión de que es muy probable que promociones enteras de estudiantes de enseñanzas medias estén saliendo del sistema de escolarización sin un conocimiento adecuado de las raíces cercanas de la sociedad en que van a insertarse como ciudadanos activos y en plenitud de derechos y obligaciones.

Existe un marcado contraste entre los que aprende un chico o una chica en España y lo que ve, por ejemplo, un coetáneo francés durante el mismo tramo educativo, como se ve en el siguiente cuadro comparativo:

            El balance no puede ser más evidente. Por ello, y como estamos viviendo la enésima reforma de la enseñanza media en los últimos años, he pretendido aproximarme al contenido de los manuales más usados en los centros educativos, para comprobar en qué medida se han incorporado los contenidos de la Historia reciente española a sus páginas. Los elegidos han sido los libros de 4º de ESO de las editoriales Santillana, Oxford y Vicens Vives, caracterizadas, en general, por su orientación progresista. Los elementos estudiados han sido los siguientes:

      Secuenciación cronológica.

      Terminología empleada.

      Iconografía.

      Trabajo práctico con la Memoria Histórica

      Episodios difusos e invisibles.

 Los resultados se recogen, de forma comparada, a continuación.

SANTILLANA

OXFORD

VICENS VIVES

España de 1902 a 1939

– (República y Guerra Civil)

      Emplea el término “bandos” enfrentados

      Emplea la denominación “nacionales”.

España, primer tercio del siglo XX

– (República y Guerra Civil)

– Emplea el término “bandos” enfrentados

Tiempos de confrontación en España

      (República y Guerra Civil)

      Emplea el término “bandos” enfrentados

La Dictadura de Franco

Dictadura y Democracia

(Último tema del libro…)

España durante el Franquismo

Transición y Democracia

 

España en Democracia

Como se puede comprobar, se sigue un modelo secuencial teleológico (los elementos integrantes se articulan para conducir a un determinado final). De tal forma que República y Guerra Civil van indefectiblemente unidas –como si esta fuera la ineluctable consecuencia de aquella-,  y el Franquismo dará paso a la  Transición que culmina felizmente en la instauración de la Democracia. Es decir, la República queda connotada como un periodo conflictivo cuyas contradicciones desembocan en una consecuencia trágica, mientras que el Franquismo queda exonerado de su origen, al desligarse de la Guerra Civil. Como si el Franquismo no hubiera sido (y bien que se encargó de recordar su hito fundacional cada 18 de Julio) la continuación de la guerra civil por otros medios…

Se impone, como deber no solo historiográfico sino cívico, la formulación de una secuencia cronológica alternativa que relacione cada periodo con su semejante y consecuente: La República, como fase final del proceso de modernización sincopada emprendida desde la Restauración; la Guerra Civil como piedra basal del Franquismo; y la Transición como proceso conflictivo (abandonando los ensueños mistificadores) que no necesariamente tenían por qué desembocar en la Democracia.

             Por lo que respecta a la iconografía empleada, los resultados son:

SANTILLANA

OXFORD

VICENS VIVES

República y Guerra Civil:

“Mariana”

Escuela

Casas Viejas

Carteles de opciones enfrentadas

República y Guerra Civil:

Milicianas

“Mariana”

Puerta del Sol

Jornaleros

Escuela

Asturias 1934

Azaña

República y Guerra Civil:

“Mariana”

Azaña

Mujer y voto

Estatutos

Reforma agraria

Carteles de opciones enfrentadas

Franquismo:

Desfile de la victoria

Iglesia

“La Codorniz”

Franco /Hitler

Franco / Eisenhower

Seat 600

“Hermano Lobo”

Carga policial contra estudiantes

Hogar y electrodomésticos

Franquismo:

Desfile de la victoria

Auxilio Social

Maquis

Autarquía

Franco / Eisenhower

Seat 600

Vendimia

Carga policial contra estudiantes

Hogar y electrodomésticos

Franquismo:

Desfile de la victoria

Autarquía

Seat 600

Franco /Hitler

Franco / Eisenhower

Sátira política

Miseria

Sección Femenina

Emigración

Carga policial contra estudiantes

Rey

Transición:

Líderes políticos

Elecciones

Discurso del rey

23-F

Aznar y Zapatero

Transición:

Suárez

23-F

Felipe González

Aznar y Zapatero

Transición:

Elecciones

Constitución

Autonomías

23-F

Gobiernos

            Aparte de lo repetitivo del repertorio de imágenes empleado, su elección constituye un modelo de discurso oculto, que legitima la percepción empleada anteriormente para cada periodo histórico: La República evoluciona del entusiasmo popular y de las buenas intenciones a la radicalización y el enfrentamiento fratricida; el Franquismo, tras una fase de penuria y aislamiento, sienta las bases del desarrollismo económico de la mano de su alianza con los Estados Unidos; y en la Transición lo que impera es el consenso y el acuerdo superestructural, pilotado por la Corona.

            No es de extrañar que el trabajo práctico con la Memoria Histórica, estando al alcance del profesorado a través de la metodología de la Historia Oral[3], apenas ocupe espacio en la programación de las editoriales analizadas:

SANTILLANA

OXFORD

             VICENS VIVES

      Relegado a una sección de ampliación.

 

      Realizar una encuesta sobre la familia en la Guerra Civil.

      Debate sobre los símbolos franquistas en los espacios públicos.

– Propone en la última hoja del último tema la realización de un trabajo de Historia Oral.

-No ofrece ninguna actividad práctica de Memoria Histórica

– La edición de Madrid propone como actividad de investigación averiguar si la Comunidad de Madrid tenía algún grado de autonomía durante la República…

 

 

            De ahí que sean clamorosos los silencios acerca de episodios que quedan invisibilizados para los estudiantes de Secundaria, tales como:

         El exilio.

         La resistencia armada interior.

         La resistencia en Francia.

         Españoles en los campos nazis.

         La represión:

    – Cárceles, campos y trabajos forzados.

    – Persecución y ejecuciones, desde 1939 a 1975.

    – Leyes de excepción y tribunales especiales (TOP).

         La clandestinidad.

         El movimiento obrero, de Asturias 1962 al “Proceso 1001”.

         Persecución de otras religiones y objeción de conciencia.

         Ley de Peligrosidad Social.

         Censura y represión moral e intelectual.

         Los conflictos en la Transición.

         La violencia en la Transición (Vitoria, matanza de Atocha…)

En ningún manual se recogen la dramática aritmética del Franquismo y de la tan celebrada Transición, cuando debería ser de obligado conocimiento para la correcta valoración del precio que se hubo de pagar por la consecución de las libertades democráticas:

100.000 asesinados durante la guerra (40.000 desaparecidos).

50.000 fusilados entre 1939 y 1949.

250.000 exiliados.

280.000 internados en campos de concentración desde 1938.

270.000 presos políticos en  las cárceles en 1939.

45.000 presos políticos en 1945.

5.000 muertos en campos de exterminio nazis.

155.000 prisioneros en batallones disciplinarios hasta 1945.

51.952 docentes depurados entre 1938 y 1943; 16.000 maestros y 483 profesores de instituto expulsados.

20.000 presos en colonias penitenciarias hasta 1952.

50 penados a muerte por delitos políticos entre 1954 y 1963.

53.500 detenidos y procesados por el TOP desde 1963 a 1976.

7.000 detenidos por motivos políticos entre 1974 y 1975.

17 huelguistas muertos por represión policial entre 1969 y 1973.

4.400 despidos por huelgas ilegales en 1974.

7 condenas a muerte por consejos de guerra entre 1973 y 1975.

21.000 condenados por la Ley de Peligrosidad Social entre 1970 y 1979, 1.000 de ellos por homosexualidad.

285 objetores de conciencia encarcelados entre 1958 y 1976.

96 muertos por actuación policial y/o de tramas ultras entre 1976  y 1980.[4]

Los docentes de Historia en Secundaria deberían asumir la tarea de desvelar a los ciudadanos de mañana esta realidad de nuestro pasado inmediato. Solo así dejaría de ser una amenaza profética aquello que Manuel Vázquez Montalbán intuyó en su biografía apócrifa del dictador: 

“Me temo que dentro de cincuenta años los diccionarios enciclopédicos audiovisuales irán reduciendo el capítulo dedicado a usted [Franco]: Cuatro imágenes, cuatro gestos, cuatro situaciones y una voz en off obligada al resumen y a la objetividad histórica: “Francisco Franco Bahamonde, El Ferrol 1892- Madrid 1975. Militar y político español. Destacó en las campañas africanistas de comienzos de siglo y comandó el bando nacionalista durante la guerra civil (1936-1939) frente al bando republicano. Jefe del Estado hasta su muerte en 1975, gobernó con autoridad no exenta de dureza, pero bajo su mando se sentaron las bases del desarrollismo neocapitalista que hizo de España una mediana potencia industrial en el último cuarto del siglo XX”. (…) Y cada vez que un ciudadano del futuro lea esa Historia objetivada o presencie esos videos reductores, será como si usted [Franco] emergiera del horizonte conduciendo un bulldozer negro dispuesto a cubrir con una capa más de tierra a todas sus víctimas de pensamiento, palabra, obra y omisión…[5]


[1] Aguilar, Paloma: Memoria y olvido de la guerra civil española. Madrid, Alianza (1996).

[2] Julia, Santos: “El franquismo: historia y memoria”, en Claves de la razón práctica, nº 159, 2006, pags. 4-13. Del mismo autor puede consultarse un artículo on line con la misma temática: “Bajo el imperio de la memoria Revista de Occidente”, nº 302-303, 2006, pags. 7-20, en http://www.dialnet.com

[3] Ver la experiencia del grupo Entresiglos 20-21 en http://entresiglos20y21.wordpress.com

[4] Fuentes: Julián Casanova y otros autores: Morir, matar, sobrevivir. La violencia en la dictadura de Franco (2002); y Javier Rodrigo: Hasta la raíz. Violencia durante la guerra civil y la dictadura franquista (2008); Memorias de la Fiscalía del Tribunal Supremo, Archivo General de la Administración.

[5] Manuel Vázquez Montalbán: Autobiografía del general Franco (1992).

Anuncios

One thought on “La dictadura evanescente: invisibilidad y difuminación del antifranquismo en los manuales de Enseñanza Secundaria

  1. Sobre la depuración de maestros, todavía no hay datos totales, únicamente tenemos estudios provinciales o regionales. Supongo que la cifra de 16.000 se refiere a sancionados (que alcanzan a alrededor del 30% del cuerpo) porque los estudios realizados hasta ahora hablan de un 10% aproximadamente de separados definitivos del cuerpo (por provincias), sobre unos 50.000 miembros del escalafón. El resto de sancionados fueron suspendidos de empleo y sueldo, trasladados de escuela dentro o fuera de la provincia o inhabilitados para ocupar cargos directivos.

    Espero que sirva el aporte. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s